¿Cuáles son los distintos tipos de parto?

Intriga sobre métodos de natalidad

El parto constituye sin duda una de las experiencias vitales más singulares para las futuras madres. No obstante, puede ser aconsejable disfrutar del proceso gradual de las 40 semanas y vigilar atentamente el embarazo, tanto por la salud del bebé como por su propio bienestar durante este periodo, y decidir el tipo de parto en consulta con su médico.

Uno de los temas que más intriga a las futuras madres es el tipo de parto. Puede ser más sensato hacer un seguimiento del embarazo que decidir el método de parto al principio del proceso, sobre todo en las primeras etapas. Es más saludable recorrer paso a paso todo el proceso del embarazo y decidir el proceso del parto en consulta con el médico.

Parto normal

Es el tipo de parto que se produce de forma natural con una intervención médica mínima. El parto normal, también conocido como "parto vaginal", consiste en que el bebé viene al mundo de forma natural a través del canal vaginal de la futura madre.

El parto normal, el método de alumbramiento más común y practicado, consta de tres etapas. Comienza con la apertura del útero con contracciones, continúa con el pujo de la futura madre para expulsar al bebé y se completa con la extracción de la placenta y el bebé de la madre.

Cesárea

La cesárea, en la que se abre quirúrgicamente el abdomen de la futura madre y se extrae al bebé, es el método preferido por los médicos cuando el parto vaginal no es seguro.

La cesárea, también conocida como parto programado, puede practicarse de forma repentina para completar el parto de forma segura en caso de riesgo tanto para el bebé como para la madre. La cesárea, que suele ser menos dolorosa que un parto normal, suele preferirse en casos de embarazo múltiple y edad gestacional prolongada.

Parto en el agua

El parto en el agua, un método de parto alternativo, consiste en dar a luz a un bebé bajo el agua.

Es uno de los métodos de parto utilizados en muchos países y se ha hecho más popular en Turquía en los últimos años. Las investigaciones demuestran que el parto en el agua, beneficioso para la primera fase del parto y con pocos efectos secundarios, es un método natural que garantiza un control saludable de las contracciones.

Beneficios de dar a luz en el agua:
  1. Su objetivo es que la futura madre experimente menos dolor y utilice menos medicación tras el parto.
  2. Favorece un proceso de parto fisiológicamente más rápido.
  3. Garantiza una llegada más suave del recién nacido.
Parto epidural

El método de parto epidural, del que cada vez se habla más, es conocido por la gente como "parto sin dolor" o "parto princesa".

El parto epidural se realiza mediante analgésicos administrados de forma intermitente a través de un catéter situado bajo la membrana epidural que rodea la médula espinal. La anestesia proporcionada contribuye a un parto más cómodo para la madre. Se trata de un método seguro que puede utilizarse tanto en el parto normal como en la cesárea.