¿Qué es el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón comienza cuando las células del tejido pulmonar normal se multiplican sin control y forman un tumor en el pulmón, independientemente de cualquier necesidad y regulación.

El cáncer de pulmón, uno de cuyos principales factores de riesgo es el tabaquismo, es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo y en nuestro país. El diagnóstico precoz aumenta significativamente las posibilidades de curación; es importante recordar que la probabilidad de recuperación es 85-90% cuando el cáncer de pulmón se detecta en una etapa temprana.

El cáncer de pulmón comienza con el crecimiento incontrolado de células en el tejido pulmonar normal, lo que da lugar a la formación de un tumor. Este tumor crece primero localmente y en una fase posterior se extiende a través del torrente sanguíneo a tejidos cercanos u órganos más distantes (como el hígado, los huesos o el cerebro), causando la enfermedad.

El cáncer de pulmón es una forma de cáncer frecuente, responsable del 12-16% de todos los cánceres y del 17-28% de las muertes relacionadas con el cáncer. Además, el cáncer de pulmón es la causa más frecuente de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de pulmón?
  • Tos persistente
  • Dolor torácico
  • Problemas respiratorios
  • Reducción del apetito y pérdida de peso
  • Ronquera y dificultad para tragar
  • Debilidad general
  • Dolor corporal
  • Infecciones frecuentes

Si experimenta uno o más de estos síntomas, consulte a su médico inmediatamente.

¿Cómo se trata el cáncer de pulmón?

La elección del tratamiento del cáncer de pulmón depende principalmente del tipo y el estadio del cáncer. Para algunos pacientes, la extirpación quirúrgica del tejido pulmonar afectado puede ser una opción. En los pacientes que no son aptos para la cirugía, puede considerarse la quimioterapia.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de pulmón?
  • Evite sustancias cancerígenas como el tabaco y el alcohol.
  • Controlar el estrés y cultivar una mentalidad positiva.
  • Minimizar la exposición a la radiación.
  • Evita inhalar sustancias nocivas como alquitrán, gasolina, tintes y amianto.
  • Limite su exposición a la contaminación atmosférica.
  • Sigue una dieta sana.